Seleccionar página

El mundo del Fitness cada vez está más presente entre la actividad cotidiana de miles de personas. Y es que hacer deporte no solo genera beneficios momentáneos, sino que también se traduce en grandes ventajas, a medio plazo, para mantenerse en forma.
Entre los ejercicios más habituales que se desarrollan en gimnasios y centros de actividades físicas, destacan aquellos que conllevan una rutina completa, abarcando distintas partes del cuerpo, como es el caso de los ejercicios de GAP.
Tal vez, hayas oído hablar de tareas físicas relacionadas con GAP ejercicio, GAP entrenamiento, GAP deporte ejercicio, tabla ejercicios de GAP, rutina GAP, o simplemente: hacer GAP.
Pues bien, antes de nada, debes saber que el GAP, (entrenamiento de GAP / ejercicios de GAP)  es una gimnasia de mantenimiento que trata de poner firmes y endurecer los Glúteos, Abdominales y Piernas.
La oferta relacionada con las clases dirigidas dentro de los gimnasios es muy amplia; tanto es así que, en ocasiones, no sabemos qué clases elegir porque no sabemos exactamente en qué consisten algunas ni qué beneficios nos podrían reportar.

En este sentido, hoy os queremos hablarte de un tipo de clases dirigidas por instructores en gimnasios; concretamente, las denominadas rutinas de GAP. A continuación te explicamos en qué consisten.

GAP ejercicios ¿para qué sirve?

La finalidad principal de los ejercicios para GAP es conseguir el fortalecimiento y tonificación de las tres partes que comprende esta rutina física, (GAP glúteos abdominales y piernas ejercicios), para revitalizar la musculatura desgastada en el día a día.
El GAP se suele impartir en clases colectivas. Normalmente se practica de manera dirigida, es decir, a través de expertos instructores que nos indicarán qué ejercicio realizar en un determinado momento.
De manera general, las tres partes del cuerpo que engloban los ejercicios de GAP suelen ser más difíciles de tonificar, debido a su gran potencia muscular; es por ello que los ejercicios de GAP son una perfecta opción a la hora de enfrentarnos al reto de fortalecer y tonificar con éxito los glúteos, el abdomen y las piernas.
Una de las principales ventajas de los ejercicios de GAP es que, además de trabajar concretamente estas partes de nuestro cuerpo, permiten hacerlo de manera sencilla, puesto que dichos ejercicios propuestos por los instructores de gimnasio para las rutinas de GAP suelen ser fáciles y afrontables para casi cualquier persona, independientemente de su perfil deportivo.
Además, en las sesiones de GAP se combina el ejercicio aeróbico con el ejercicio muscular. Estas suelen durar entre una hora y cuarenta y cinco minutos. Conforme vayamos avanzando, se puede alcanzar el entrenamiento GAP nivel 3 y posteriores, para perfeccionar nuestro fortalecimiento y tonificación musculares.
Los expertos deportivos subrayan que el GAP aporta, a quienes lo practican, tanto beneficios estéticos como saludables. De esta manera, los ejercicios de GAP nos ayudan a tonificar y eliminar la grasa indeseada de nuestros glúteos, abdominales y piernas, pero además, debido al tipo de ejercicios de GAP que suponen estas rutinas, practicarlos nos ayudará a prevenir problemas de espalda, e incluso en el caso de personas mayores podrán ejercitar su capacidad muscular y mejorar incontinencia urinaria.
Los beneficios de este tipo de clases dirigidas se podrán apreciar con relativa facilidad, por lo que tu autoestima también se verá beneficiada. ¿A qué esperas para preguntarle al instructor de tu gimnasio por el GAP?

Ejercicios de GAP; ejemplos

Aunque los ejercicios de GAP los puedes realizar en el gimnasio, no hay inconveniente en que también practiques GAP en casa, si lo deseas.
Los ejercicios de GAP en casa, así como en el gimnasio, que puedes realizar principalmente, (tras haber corrido alrededor de diez minutos para calentar), son los siguientes:

  • Subida y bajada de escalón, en velocidad moderada.
  • Flexión de piernas hacia atrás, de puntillas, con las manos apoyadas en la pared.
  • Separación de piernas, con los pies bien apoyados en el suelo, para flexionar una rodilla y llevar todo el peso del torso al otro lado del cuerpo.
  • Realización de sentadillas, con una apertura de los pies un poco superior al ancho de hombros.
  • Saltos a modo de zancadas, con las piernas juntas, flexionando las rodillas.
  • Posición de plancha isométrica, tomando como apoyo los antebrazos y la punta de los pies sobre el suelo.
  • Elevación de cada glúteo, a modo de patada, estirando cada pierna, y mismo ejercicio pero con cada pierna flexionada.
  • Elevación de la pelvis, apretando los glúteos.
  • Realización de abdominales básicas, sin elevar la espalda baja del suelo.

Aunque estos son algunos de los ejercicios de GAP más comunes, también podrás realizar abdominales en bicicleta y muchas más actividades útiles, que podrás aprender de la mano de instructores expertos.

Si te preguntabas “qué es GAP ejercicio” ya conoces más sobre esta práctica que, sin duda, te proporcionará sanos beneficios.

×