Seleccionar página

Los expertos en dietética y nutrición saben que uno de los talones de Aquiles de muchos cuando hablamos de dietas son las comidas de navidad. Por eso, para estas fechas las dietas y soluciones express para poder lucir la figura que queremos o simplemente para no coger más kilos de la cuenta, son poco efectivas. Lo realmente importante es “saber comer en navidad”.

¿En qué consiste esta tendencia de “saber comer en navidad”?

Resulta bastante sencilla la premisa que sigue el hábito saludable de saber comer en navidad, porque viene a ser el hábito que muchos nutricionistas aconsejan a sus clientes, y es saber comer con cabeza y lógica, siguiendo pautas saludables en nuestras comidas y sabiendo interpretar las necesidades de nuestro organismo.

  • Apuesta por comidas tradicionales. Sabemos que lo tradicional en ocasiones no resulta lo más saludable, pero en estas fechas no debemos limitarnos, sino darnos ese capricho que durante el resto del año no podemos darnos. Por eso, si apostamos por platos tradicionales podemos hacerlo con cabeza, intentando que no sobren y que por tanto tengamos que comerlo durante días después y por supuesto comiendo la cantidad justa de ese sabroso plato, pero también con tantas calorías.
  • Comer polvorones y mantecados no puede estar prohibido. Lo mismo ocurre con los polvorones y mantecados. No debemos prohibírnoslos, sino que debemos darnos la posibilidad de comerlos en estas fechas, aunque siempre con cabeza y no abusando del azúcar de los turrones o dulces de navidad.
  • Las comidas con entrantes ligeros. Aunque hagas comidas tradicionales, los entrantes sí pueden ser más ligeros. Hay muchas ideas saludables y muy divertidas para sorprender a la familia, porque hay vida más allá de los embutidos de siempre y las ensaladas pueden ser nuestras mejores aliadas.
  • No engullas. Come despacio y masticando, parece que la gula y glotonería típica de las navidades nos lleva a comer sin apenas masticar, pero piensa que, para disfrutar realmente de los caprichos de la navidad, debes hacerlo de manera pausada.
×