Seleccionar página

Hace unas semanas hablábamos del bruxismo, un problema dental relacionado con el encaje de la mandíbula y siguiendo con los tecnicismos en el ámbito dental, hoy queremos hablar de un tema relacionado con la coloración dental y sus consecuencias, la tinción dental. Los higienistas bucodentales conocen bien este tipo de problema, ya que son muchos los pacientes preocupados por los cambios de color en la dentadura.

¿Qué es la tinción dental?

En términos generales la tinción dental se relaciona con las alteraciones de la coloración natural de los dientes. De esta manera, la tonalidad propia de los dientes se ve alterada y puede conllevar a un oscurecimiento de las piezas dentales.

¿Cuáles son las causas de las manchas o coloraciones en los dientes?

La aparición de la tinción dental puede venir dada por varias razones o motivos, entre ellos destacan los hábitos alimenticios, pero también hábitos como el tabaquismo o el consumo de café. En muchas ocasiones hemos comentado que aquello que ingerimos afectan directamente al equilibrio de nuestra boca, por lo que no es de extrañar, que esto pueda conllevar a la alteración en el color de nuestros dientes.
Las coloraciones en los dientes se tratan por motivos estéticos, pero también de salud, porque estas pueden acarrear problemas mayores, al ser un síntoma de que algo no va bien en nuestros dientes. En ocasiones, para intervenir estos problemas se acude incluso a restauraciones protésicas.

Solución a la tinción

En las clínicas de higiene bucodental la tinción y las coloraciones dentales tienen solución, puesto que se puede corregir este desequilibrio en el color de nuestros dientes a través de distintas técnicas y métodos dependiendo del grado de decoloración. De esta manera si se trata de un caso leve se puede acudir a un blanqueamiento dental, pero si se se tratase de un caso más grave, habría que decantarse por un tratamiento con prótesis una vez realizado el blanqueamiento.

×