Hacia la autonomía y la independencia infantil

Hace unas semanas hablábamos de la sobreprotección infantil, es decir, la sobreprotección que padres y educadores ejercen sobre los niños no dejándolos desarrollarse de manera autónoma. Pues hoy, tratando el mismo tema pero tomando otra perspectiva, subrayamos la importancia de la autonomía y la independencia infantil. Aunque hay quienes se echen las manos a la cabeza cuando se piensa en la autonomía de los niños, es muy importante dejar que los niños se equivoquen y aprendan por sí mismos.

La independencia a la hora de desarrollar tareas cotidianas y actividades diarias es muy importante porque es en esas ocasiones donde los niños han de construir su confianza propia para en un momento dado conseguir enfrentarse a retos mayores. La independencia significa la oportunidad de tener experiencias propias, de equivocarse o de acertar.

Esta independencia va ligada además a la autoestima, por lo que no es de extrañar que los educadores infantiles bien formados alienten a los pequeños a que sean más autónomos e independientes y no se lo den todo hecho. En este sentido es importante que los educadores  estén atentos a las capacidades de cada uno de los niños, porque habrá ocasiones en los que los niños no necesiten intervención ni ayuda de los adultos, pero sin embargo en ciertos casos sí necesiten un empujón para no agobiarse en exceso y querer tirar la toalla.

Si en un momento dado, un niño tiene la sensación de que lo tiene todo hecho, no será capaz no solo ya de hacerlo sino incluso de valorar cuánto puede costar que en un determinado momento estén las cosas hechas. La independencia también les da la capacidad de valorar lo que tienen y de cuánto cuesta que las cosas salgan bien. Gestos simples de su vida cotidiana son los que deben aprender de manera autónoma y progresivamente, en un momento dado con ayuda y más adelante aprendiendo con ejemplos, pero siempre intentando que ellos sean los primeros en probar si pueden. Experimentando crecerán tanto física como mentalmente y nuestro papel como educadores es muy importante en este sentido.