Yoga Infantil; el gran desconocido

La práctica del yoga es mundialmente reconocida como una de las disciplinas orientales más efectivas, para el cuidado integral del cuerpo y de la mente. Lo que muchas personas no saben es que esta práctica de meditación puede proporcionar grandes beneficios en el ámbito infantil. Yoga Infantil

Durante los últimos años, el yoga infantil está suponiendo uno de los ejercicios más recomendables para niños y niñas. La razón es porque las técnicas que aborda generan grandes beneficios sobre el estado mental de quienes lo practican, de modo que crean vínculos más receptivos con las personas que les rodean y con su entorno; de hecho, el yoga infantil contribuye a que los niños y niñas tengan una actitud más positiva. Así lo ratifican personas expertas.

En el libro Yoga para Niños, su autor, Ramiro Calle, explica cómo la práctica del yoga infantil se extiende a todo el organismo, armonizando cuerpo y mente, a la vez que incrementa el rendimiento psicosomático de niños y niñas, aportando fortaleza y estabilidad a su carácter.

Mediante la práctica del yoga infantil es posible obtener beneficios como la mejora del comportamiento, el equilibrio de la afectividad, la intensificación de la capacidad para concentrarse y, en definitiva, provoca que quienes recurren a sus técnicas se sientan mejor. Todo ello se traduce tanto en el seno familiar como en la escuela, por lo que el yoga infantil es un potente recurso para construir una personalidad disciplinada y positiva el día de mañana.

Yoga Infantil

Los trastornos propios de la edad temprana y adolescente, incluso, pueden prevenirse con mayor facilidad gracias a las técnicas de yoga infantil. Quienes han estudiado esta disciplina de cerca así lo corroboran. Además, el yoga infantil ayuda a prevenir descontroles de tipo alimenticio, alteraciones en el crecimiento, hiperactividad y diversas situaciones de carácter psíquico, entre otras muchas.

El entorno profesional que avala la práctica del yoga infantil recomienda que sea practicado en la edad clave de entre 7 y 8 años. No obstante, es importante aprender sus técnicas para irlas perfeccionando e ir avanzando progresivamente, para beneficiarse de las grandes ventajas que proporciona.

Te puede interesar: Becas MEC

Una dinámica de trabajo variada y atractiva, a la hora de practicar el yoga infantil, ayuda a tomar conciencia corporal, para aprender a utilizar sanamente cada parte del cuerpo, en total conexión con la consciencia. Esto ayuda a fortalecer y flexibilizar el cuerpo, a la vez que a controlar estados de nervios y estrés, desde muy pronto. La actitud de alegría persiste en niños y niñas que se atreven a iniciarse en el yoga infantil, y ello repercute en todas las acciones y decisiones que toman durante años posteriores, a lo largo de sus vidas.

Yoga para niños con posturas animales

Es común trabajar con posturas propias de animales, para identificar cada ejercicio de yoga infantil, al igual que sucede con las técnicas estandarizadas de yoga. Esta es una práctica que resulta divertida, pero no hay que olvidar que también tiene sus limitaciones.

El cuerpo de quienes practican yoga infantil no está aún desarrollado del todo, por lo que las técnicas deben ser dirigidas por personas expertas en esta materia, dentro de la Educación Infantil, para no causar lesiones y realizar los ejercicios de forma responsable. Algunos de estos son: la postura de la cobra, postura águila, postura del perro boca abajo, postura de pose de vaca y postura de pose de pescado, entre otras.

Aquellas posturas de animales que supongan carga sobre el cuello, en el yoga infantil, no deben ser practicadas hasta cumplir los 18 años, según recomienda el personal experto.

Saludo al sol en el yoga para niños

Una de las prácticas más básicas, dinámicas y efectivas del yoga es el saludo al sol. Dentro del yoga infantil, este conjunto de posturas puede ser practicado a la vez que se canta.

El hecho de realizar el saludo al sol completo y cantado, en la edad infantil, produce un dominio muy efectivo de la respiración, además de establecer un contacto directo con el yoga desde temprana edad, con todos los beneficios que supone. Para ello, nada mejor que ponerse en manos de especialistas capacitados para instruir a niñas y niños sobre esta maravillosa disciplina oriental.

Toda la información nuestros grados superiores en granada.