Valor nutricional de los garbanzos
garbanzos

garbanzos

Una dieta cohetente no podría entenderse sin la ingesta de garbanzos, debido al valor nutricional que esta legumbre, como proteina vegetal, aporta para proporcionrnos energía.

Los guisos y cocidos de garbanzos son recomendados por la Fundación Española de Nutrición, para personas que presentan problemas de desnutrición o anemia. Esto es indicativo de la importancia que el valor nutricional de los garbanzos proporciona en la dieta humana, pero, así mismo, los garbanzos pueden incluirse en ensaladas, puesto que hay diversas formas de comerlos; de hecho, en Oriente Medio son empleados como harinas para rebozados y masas, sin necesidad de haberlos puesto en remojo, previamente, como comunmente los consumimos. Además, el puré de garbanzos, más conocido como hummus, es oto de los platos populares que ha llegado con éxito hasta Occidente.

El cultivo original de los garbanzos procede del Mediterráneo Oriental. Esta legumbre se fue expandiendo, con rapidez, por todo el Mediterráneo, pasando posteriormente a Persia, Asia Central y La India. Ghana fue la región africana donde se introdujeron con buen recibimiento los garbanzos y las colonizaciones españolas los llevaron hasta la zona de América. En la actualidad, todos los continentes pueden disfrutar del valor nutricional de los garbanzos y de los beneficios que aportan para la salud humana, con la consecuente contribución a la prevención de importantes enfermedades.

Por encima del resto de legumbres, es conocida la riqueza de los garbanzos en cuanto a proteínas, almidón y lípidos se refiere, además de su alto contenido en fibra y calorías, con la condición carente de colesterol que le caracterizan. Ya en la Antigua Roma y en Egipto, los garbanzos eran incluidos en las comidas habituales, con la población consciente de sus beneficios para la salud.

¿Qué nos aportan los garbanzos?

Por cada 100 gramos de garbanzos, son 341 las kcal que nos aportan, con un total de 5,50 gr de grasas, 55 gr de hidratos de carbono, 20,80 gr de proteínas, 15,50 gr de fibra, 25 mg de sodio, 143 mg de calcio, 6,80 mg de hierro, 1000 mg de potasio, 122 mg de magnesio y vitaminas: A, E y C; (33 ug de vitamina A, 4,10 mg de vitamina C y 4,57 mg de vitamina B3, entre otras).

El hecho de que los garbanzos sean incluidos en las dietas propias de la nutrición deportiva no es casualidad, ya que esta legumbre supone un alimento idóneo para aquellas personas que realizan actividades físicas de potente envergadura. El contenido en fibra de los garbanzos, además, sirve como apoyo al tránsito intestinal, por lo que éstos son útiles para ayudar a combatir el estreñimiento y prevenir el cáncer de colon. Otra de las ventajas que nos aporta el valor nutricional de los garbanzos es la absorción de los hidratos y la reducción de los niveles de colesterol.

Te puede interesar: Becas MEC

El alto contenido en potasio hace que el valor nutricional de los garbanzos contribuya, también, a eliminar líquidos y, por tanto, reduzca el riesgo de padecer hipertensión arterial. Así, los garbanzos favorecen la circulación, ayudan a regular los fluidos corporales y previenen, a quienes los consumen, de enfermedades como el reuma o la artritis.

La vitamina B9 (ácido fólico), presente en los garbanzos, es un beneficio para mujeres embarazadas, pues previene malformaciones en el feto, y es por ello que este aporte resulta también significativo en cuanto a valor nutricional.

La asimilación de la insulina por el organismo es facilitada por el zinc que contienen los garbanzos. Este elemento, además, repercute en el proceso de crecimiento del ser humano y beneficia al sistema inmunitario, favoreciendo la cicatrización de heridas y la metabolización de las proteínas.

Elaborar comidas que contengan garbanzos es una opción muy sencilla, por lo que no debe suponer esfuerzo incluirlos en la rutina alimentaria semanal, teniendo en cuenta las ventajas óptimas que hemos visto en cuanto a su valor nutricional.

¿Cuántas calorías tienen 100 gramos de garbanzos cocidos?

Las calorías de los garbanzos cocidos varían respecto a las de los que no lo están. En concreto, 100 gr de garbanzos cocidos contienen un total de 164 kcal.

Esta misma cantidad de la legumbre dispone de 60,21 gr de agua, 27,42 gr de hidratos de carbono, 8,86 gr de proteínas, 2,59 gr de grasa total y 0,92 gr de ceniza.