Una sonrisa más luminosa, dientes blancos
Tiempo de lectura: 2 minutos

Hoy día, el aspecto de nuestra dentadura tiene gran importancia en nuestra imagen. Un gran número de personas subrayan que una sonrisa luminosa puede atraer mucho más la atención de quienes nos escuchan. De ahí que nos planteemos cómo conseguir una sonrisa más blanca y por tanto unos dientes con una tonalidad más clara.

Los especialistas de la higiene bucodental nos adelantan que cada persona tiene una tonalidad en las piezas dentales de su boca, pero sin embargo a todos nos acaba sucediendo que la tonalidad de los dientes tienda a oscurecerse con el paso del tiempo. De hecho hay ciertos hábitos que pueden acelerar el proceso de oscurecimiento, por lo que es interesante evitarlos o contrarrestar sus efectos.

Es sabido por todos que fumar es un hábito que afecta a nuestra salud en muchos ámbitos, uno de ellos por supuesto se relaciona con nuestra salud bucodental porque el tabaco afecta a nuestro aliento, pero también a nuestros dientes. El tabaquismo es un hábito que afecta a nuestros dientes, oscureciéndolos y provocando un color menos atractivo del que debería. Evitar el tabaco, pero también cepillarnos con regularidad una vez hemos fumado, puede ser una posible solución a las consecuencias del tabaco.

Elté o el café también son uno de los agentes que suelen acelerar el oscurecimiento de nuestra dentadura. Los higienistas bucodentales aconsejan restringir la ingesta de este tipo de líquidos, puesto que sus propiedades son perjudiciales para el color de nuestros dientes en muchos casos.

Las caries, el sarro, o incluso los posibles golpes en nuestros dientes provocan problemas en el blanco de nuestros dientes. Cepillarse al menos tresvecesaldía y utilizar productos blanqueadores es una manera de luchar contra la aparición de sarro y caries en nuestra boca. Los golpes en los dientes, por su parte, pueden provocar en muchas ocasiones problemas la rotura de ciertos nervios, por lo que en estos casos siempre es importante contar con una opinión experta, de higienistas o dentistas para evitar consecuencias que vayan más allá del oscurecimiento de los dientes.