¿Sabes qué es la medicina nuclear?

Seguro que has oído hablar de la medicina nuclear o te suena este término, sin embargo, es posible que no sepas a lo que hace referencia. Esta especialidad médica tiene el objetivo de diagnosticar funcionalmente y tratar metabólicamente distintas enfermedades, a través de radiofármacos que pueden variar según el órgano a analizar. 

La medicina nuclear se ejecuta mediante exploraciones seguras sin dolor y la vía intravenosa es la más común a la hora de realizarlas.  

Entre los métodos existentes de imagen para el diagnóstico, la medicina nuclear es el más especial. Esto se debe a que la fuente de energía utilizada para los estudios que deban realizarse es el radiofármaco, mientras que en el resto de métodos se utilizan rayos x y ultrasonidos. 

¿Por qué es importante la medicina nuclear?

Gracias a la medicina nuclear es posible diagnosticar, estadificar y ayudar a la planificación de tratamientos adecuados ante patologías, tanto de pacientes oncológicos como no oncológicos. 

A través de la medicina nuclear es posible diagnosticar enfermedades de tipo cardiaco, urinario, óseo, de tiroides, reumáticas, trastornos cerebrales y tumores, entre otras. La medicina nuclear es así mismo útil para tratar  patologías como el hipertiroidismo, tumores hepáticos o dolor óseo causado por metástasis. 

medicina nuclear

Otra de las ventajas de la medicina nuclear es el apoyo que puede ofrecer a la cirugía; técnicas como la gammagrafía de paratiroides permiten diagnosticar glándulas afectadas para poder expirarlas. De igual manera, la gammagrafía para detectar el Ganglio Centinela también sirve de ayuda en la cirugía de tumores, de modo que se puedan localizar los primeros ganglios en cadenas linfáticas, partiendo de una lesión, de forma intraoperatoria. Con la medicina nuclear, por tanto, se pueden evitar linfadenectomías a tiempo. 

Todo este mundo que aborda la disciplina de medicina nuclear requiere, cada vez más, a personas especializadas con la capacitación necesaria para recurrir a las técnicas propias de diagnóstico, utilizando las herramientas pertinentes. 

Te puede interesar: Becas MEC

¿Dónde estudiar medicina nuclear?

El ciclo formativo de Grado Superior en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear, habilita para obtener registros gráficos del cuerpo humano, así como morfológicos y funcionales. 

Esta formación puede estudiarse en el Centro de Formación Internacional Reina Isabel para que futuros profesionales de la medicina nuclear aprendan a obtener registros con fines tanto terapéuticos como diagnósticos, contando con la prescripción facultativa y familiarizándose con los equipos de diagnóstico y medicina nuclear. 

El plan de estudios de CFI Reina Isabel abarca dos años de profesionalización. Durante este período, el alumnado puede aprender inglés, para adquirir los niveles B1 ó B2. 

Una vez finalizados los estudios en el centro, todas las personas que hayan superado las asignaturas realizan prácticas profesionales, en Centros de Trabajo, para así tomar contacto con el mundo laboral y desenvolverse con las actividades propias de Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear

¿De qué se puede trabajar con medicina nuclear?

Una vez obtenido el Título de Técnico Superior en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear, el alumnado puede desenvolverse en el mercado laboral realizando tareas de gestión en el área de trabajo técnico, diferenciar imágenes patológicas, verificar la calidad y seguridad de los equipos de imagen, controlar la calidad de imágenes médicas y conseguirlas mediante diferentes equipos, velar por la seguridad de pacientes, obtener radiofármacos, realizar técnicas analíticas diagnósticas y aplicar los procedimientos pertinentes de protección radiológica, tales como la prevención de efectos biológicos de radiaciones ionizantes. 

Especializarse en medicina nuclear permite trabajar en centros de radiodiagnóstico y medicina nuclear, además de en unidades de investigación o institutos especializados en estudios que demanden recurrir a esta disciplina, como es el caso del área anatómico-forense. 

Además del ámbito de investigación y experimental, como salida laboral, el área de medicina nuclear también posibilita dedicarse profesionalmente a la comercialización de productos hospitalarios y fármacos, realizando labores de delegado comercial.