¿Qué tipo de nutrición tienen las bacterias autótrofa o heterótrofa?

Si te estás preguntando cuál es el tipo de nutrición de las bacterias, en este post vamos a aclararte las dudas que necesitas resolver al respecto.

Antes de nada, debes saber que los requisitos nutricionales de estos microorganismos procariotas son:

  • Agua
  • Una fuente de carbono
  • Una fuente de nitrógeno
  • Algunas sales inorgánicas

Una célula bacteriana tiene el mismo patrón químico que una célula de otro organismo. Por tanto, el agua es el principal conductor de sus nutrientes y la sustancia que permite su metabolismo para eliminar los productos de desecho.

Para distinguir con precisión entre bacterias autótrofas y bacterias heterótrofas, en cuanto a su nutrición se refiere, te detallamos cada caso a continuación.

Las BACTERIAS AUTÓTROFAS son aquellas que, sintetizando sus materiales a partir de sustancias inorgánicas sencillas, experimentan su crecimiento. Generalmente, la autotrofía se caracteriza por recurrir a una fuente inorgánica de carbono como el CO2.

Para la nutrición autótrofa, estas bacterias no necesitan recurrir a otros seres vivos.

Este tipo de organismos son capaces de producir su propio alimento. Una vez toman las sustancias inorgánicas, las transforman en alimento orgánico dentro de su cuerpo.

Las BACTERIAS HETERÓTROFAS, en su caso, utilizan una fuente de carbono orgánica, aunque otros elementos diferentes del carbono se pueden captar de modo inorgánico.

El tipo de nutrición heterótrofa en bacterias es también denominado: saprotrófico, puesto que es el relativo a organismos alimentados por materias orgánicas en descomposición, o bien, por restos orgánicos muertos, (como también sucede con larvas, hongos, mohos y levaduras, además de darse en este tipo de bacterias).

A diferencia de la nutrición autótrofa, en la nutrición heterótrofa las bacterias transforman la materia orgánica en nutrientes y energía.

En las bacterias heterótrofas, por tanto, las sustancias nutritivas son materias orgánicas ricas en energía, (proteínas, carbohidratos y lípidos), por lo que estos organismos dependen de dicha materia orgánica que previamente ha sintetizado un organismo autótrofo, o bien, pertenecientes a otros seres heterótrofos.

¿Qué es la nutrición microbiana?

Teniendo en cuenta que la finalidad de cualquier microorganismo es crecer y dividirse, se entiende que, para realizar estas funciones, debe duplicar su propio material.

Para llevar a cabo este proceso, cada célula ha de utilizar elementos químicos que proceden del medio ambiente, con el fin de transformarlos en los constituyentes propios de la composición de la propia célula.

De este modo se da la nutrición microbiana, la cual abarca los monómeros o ingredientes precursores de monómeros que cada célula requiere para su crecimiento. Esos compuestos químicos son, en definitiva, los nutrientes celulares.

¿Cuál es la fuente de energía de las bacterias?

¿Tienes curiosidad por saber cuál es la forma de adquirir energía en las bacterias?; es sencillo.

Independientemente del modo de nutrirse de cada tipo de bacteria, estas pueden adquirir tanto su energía como los nutrientes que necesita a través de la fotosíntesis.

La otra forma de obtener nutrientes y energía puede ser, como previamente te hemos explicado, a través de la descomposición de desechos y de organismos muertos, así como mediante la descomposición de compuestos químicos.

Al margen de ello, y en lo que respecta a la producción de energía, como dato curioso, has de saber que hay dos tipos de bacterias (cimógena y púrpura), que son capaces de producir hidrógeno a partir de desperdicios orgánicos.

Esto significa que, de los propios restos de comida, estos tipos de bacterias permiten utilizar enzimas sobrantes para la recuperación de ciertos metales, además de resultar útiles para fabricar celdas de combustible que conviertan el hidrógeno en energía.