Picores cutáneos y consejos de farmacia
Tiempo de lectura: 2 minutos

Parece que con la primavera son más personas las que sufren picores cutáneos o picores en la piel. Las causas son muy diversas y es importante analizar cuáles son las razones para poder atajar esos picores. En muchas ocasiones estas irritaciones de la piel se pueden combatir desde las farmacias, puesto que el consejo de los especialistas en farmacia puede ser de gran ayuda.

Los picores en la piel aparecen por la irritación de la piel, queremos en esos momentos rascar esas zonas. El problema en muchos casos es que esa irritación puede derivar en una rojez e inflamación de esa zona, o incluso en una sequedad tan extrema que tenga como consecuencia la descamación de esas zonas.  En este sentido, al acudir a una farmacia, los técnicos en farmacia y parafarmacia pueden aconsejar (dependiendo de las causas por las que se produce ese picor) qué remedios se podrían aplicar, siendo remedios medicinales, pero no tratándose de remedios que contengan antibióticos.

Una de las causas por las que se pueden producir estos picores cutáneos se debe a problemas de piel seca, porque en general la mayoría de la gente presta poca atención a la hidratación de su piel. En ocasiones también se puede deber a problemas cutáneos o incluso a alegrías de contacto o alergias producidas por la ingesta de ciertos alimentos. La piel tiene reacciones externas de proceso que en realidad se producen internamente, como cuando se produce una ingesta de un alimento en mal estado y aparecen enrojecimientos y pequeños puntitos rojos.

Prestar atención a estos picores de la piel es muy importante, porque pueden ser el efecto de enfermedades generales más graves, ser cuestión de infecciones o incluso la consecuencia de ciertos problemas psicológicos. La ventaja de acudir a la farmacia buscando consejo de los especialistas y técnicos en farmacia es que estos nos pueden recomendar ciertos remedios caseros, a través de los cuales podremos mitigar y en algunos casos acabar con esos picores tan incómodos en nuestra piel.