¿Por qué no solo los dientes son importantes en nuestro cepillado?

Al tratar el tema de la higiene bucodental hay quienes afirman que ellos tienen una rutina de higiene muy completa, cepillándose hasta tres veces al día los dientes. Ahora bien, los especialistas de la higiene bucodental nos advierten, porque no solo los dientes son lo importante en nuestro cepillado.

Hay ciertas partes de nuestra boca que en el momento de nuestro cepilladodiario se nos olvidan. De ahí que los higienistas dentales hagan especial hincapié en el tiempo que ha de durar nuestro cepillado, entre dos y tres minutos, porque de esta manera es prácticamente seguro que podremos llegar a todas esas zonas que en ocasiones son obviadas.

Una de las zonas que es importante cepillar y no se trata de los dientes, es nuestra lengua. En ocasiones nuestra lengua también acumula suciedad y es importante o bien cepillarla, o bien utilizar un enjuague bucodental que nos asegure que esa suciedad ha sido eliminada. Se trata de un complemento imprescindible para que nuestro cepillado sea completo.

Cuando nos cepillamos, está claro que debemos prestar atención a nuestros dientes, pero ¿y nuestras encías? Lo recomendable es que nos masajeemos las encías suavemente con nuestro cepillo, tanto para limpiar esa zona como para fortalecer las encías. En este sentido, el lavado de nuestras mejillas y el resto de la cavidad bucal puede ser completado con un enjugue de flúor que además prevendrá la aparición de las caries.

Además, como ya hemos tratado en otras ocasiones, nuestro cepillo dental no llega a nuestros dientes con toda la precisión que desearíamos, por lo que utilizar seda dental, nos puede ayudar a conseguir una limpieza completa y eliminar cualquier resto de comida que se haya podido quedar entre nuestras piezas dentales.

Los higienistas dentales suelen aconsejar personalmente a sus pacientes sobre aquellas técnicas que pueden utilizar para mejorar su higiene dental en base a las características de su cavidad bucal, por lo que resulta interesante contar con el consejo experto en ciertos casos.