Montar en bicicleta: 10 beneficios por los que dar las gracias a tu bicicleta
Tiempo de lectura: 3 minutos

Si eres de las personas que ya hacen uso de su bicicleta, bien por deporte, como medio de transporte hasta el trabajo o por hobby, ya sabrás algunos de los beneficios que vamos a nombrar. Pero los que no lo hacen y tienen su bicicleta cogiendo polvo o no disponen de una, estamos convencidos de que este artículo va a animar a más de uno a Montar en bicicleta: 10 beneficios por los que dar las gracias a tu bicicleta.

La sensación de realización después de hacer un ejercicio es muy placentera, la mayoría de nosotros nos sentimos genial al terminar una actividad física intensa, pero mejor aún sienta si encima se incluye la diversión. Hay pocas actividades físicas que puedan tener tantas posibilidades, desde caminos llanos, montañas, diferentes paisajes, diferentes intensidades…

Si ya eres un experto, además de dar miles de pedaladas, ¿te has parado a pensar que quizá debes darle a tu bicicleta las gracias por muchas más cosas de las que crees? Te mostramos 10 beneficios por los que estar agradecido.

Montar en bicicleta: 10 beneficios por los que dar las gracias a tu bicicleta

  1. Usar la bicicleta, como es común en el deporte nos permite mejorar el cuerpo y la mente
  2. Pedalear ayuda a quemar calorías, y es beneficioso para el corazón, para que tengas una estimación, con una hora de pedaleo quemamos entre 400 y 500 calorías a un ritmo medio, también es bueno para luchar contra el colesterol, y por supuesto, para quemar grasa.
  3. Montar en bici tonifica los músculos de las piernas, como los cuádriceps o los isquiotibiales. Si no tienes mucho tiempo para practicar este deporte, puedes ir al trabajo o de compras con una bicicleta de paseo y los beneficios para tus piernas serán muchos también.
  4. Fortalecemos la fuerza lumbar, dada la posición que adoptamos para realizar el ejercicio.
  5. Protección a las Rodillas y zonas de rozamiento. Gracias a tu bicicleta podrás fortalecer la musculatura que rodea la rodilla y favorece su sujeción y no se ve tan fatigadas o perjudicadas como en otras actividades físicas que puedan causar lesiones, ya que se trata de un deporte de bajo impacto.
  6. Como cualquier ejercicio reduce el estrés. Es un deporte relajado, puedes tomártelo así, aunque también puedes competir, no obstante, si es como hobby o para ejercitarte, es tan mecánico que no requiere una concentración especial, de hecho a muchas personas les resulta muy relajante. ¡Nada como dar una vuelta en bicicleta disfrutando del paisaje de tu alrededor!
  7. Aumenta nuestro sistema inmunológico y nos protegemos mejor de enfermedades. Como casi todas las actividades físicas, favorece el fortalecimiento de nuestro sistema de defensas. Además, la actividad cardiovascular aumenta la segregación de endorfinas, la hormona de la felicidad, lo que hará que tengas una agradable sensación de satisfacción tras el ejercicio.
  8. Con la bicicleta ahorramos. Indudablemente, el ahorro con respecto a otros medios de transporte es palpable, ya que no gastamos combustible. Por lo tanto, si miramos por el bolsillo, también encontramos ventajas y más si pasa como en Francia que te pagarán por ir al trabajo in bici.
  9. Ayudamos a la preservación del Medio Ambiente. Menos emisiones contaminantes, mejora del medio ambiente, con todos los beneficios que ello conlleva.
  10. Mejora tus relaciones personales, hay multitud de grupos de ciclismo para todos los niveles de los que puedes participar y crear una comunidad muy sana, generando un hábito y alimentándote de la motivación de otros compañeros, también es un deporte que puedes practicar en familia.

Esperamos que este artículo os ayude a  todos desempolvar vuestra bicicleta y darle uso y ¡las gracias! por tener tantos beneficios que aportarte.

Os dejamos un vídeo que complemente la información de este artículo: