Los tipos de dentífricos que tu higienista te podrá recomendar
Tiempo de lectura: 2 minutos

tipos-dentifricoMuchos de nosotros no sabemos muy bien determinar cuáles son las diferencias que existen entre las pastas de dientes o dentífricos que se venden en farmacias o supermercados. Lo cierto es que cada dentífrico puede tener un objetivo determinado, de ahí que tu higienista bucal pueda recomendarte un tipo u otro, porque la pasta de dientes puede ayudarnos a superar una enfermedad dental o incluso mantenerlas a ralla.

Algunos de los dentífricos más conocidos son los llamados anticaries, antiplaca o antisarro, y aunque podamos pensar que todos tienen los mismos objetivos, lo cierto es que cada uno combate y previene distintas enfermedades dentales. Por ejemplo, los dentífricos anticaries contienen flúor que favorece la remineralización de nuestros dientes, mientras que los antiplaca tienen propiedades antibacterianas, y por su parte los antisarro evitan la calcificación de esa placa.

Sin duda, los dentífricos son un mundo en sí mismos, porque además de los anterior que nos ayudan a combatir los problemas dentales anteriores, podemos encontrar pastas de dientes que nos ayudan con nuestra hipersensibilidad ya que tratan los pequeños poros de nuestros dientes evitando que “calen” los líquidos y alimentos demasiado calientes o demasiado fríos. También podemos contar con la ayuda de la pasta de dientes cuando queremos mejorar el color de nuestros dientes, blanqueándolos y dándole un tono más brillante que acompañe a nuestra sonrisa.

¿Sabías que existen dentífricos que han de ser prescritos por los odontólogos? Es el caso de los dentífricos que combaten la inflamación y el sangrado de las encías, es decir problemas relacionados con la gingivitis y la periodontitis. La razón por la que este tipo de pasta de dientes ha de ser prescrito es por su composición, al contener componentes antiinflamatorios.

El mundo de los dentífricos parecía más sencillo de lo que lo es en realidad, pero lo cierto es que las variedades y las combinaciones de las propiedades de los dentífricos pueden ayudarnos a mejorar nuestra salud bucodental. Acudir a los dentífricos “todo en uno” puede ser una buena opción, pero si sufres de un problema específico consulta a los especialistas cuál es tu mejor opción.