La micropigmentación como especialidad estética
Tiempo de lectura: 2 minutos

Las técnicas de cuidado estético avanzan y se desarrollan, pero además vienen de la mano de diferentes tendencias. Hace unas semanas os hablábamos de la hidroterapia, pero hoy os queremos hablar de la micropigmentación, la cual se están extendiendo cada vez más por sus resultados. Nosotros vamos a analizar este ámbito desde un punto de vista más técnico ¿nos acompañas?

¿Qué es exactamente la micropigmentación?

La micropigmentación es conocida también como la técnica estética del maquillaje permanente. Se trata de una especialidad que corrige y embellece el rostro de quienes se aplican esta técnica. En este sentido, el objetivo principal de la micropigmentación es equilibrar los rasgos y mantener ese equilibrio de manera semipermanente. Ahora bien, desde el punto de vista técnico, la micropigmentación no solo se utiliza para embellecer, sino que también se utiliza para corregir daños causados por accidentes o tratamientos médicos muy agresivos.

La micropigmentación es semipermanente, precisamente porque se inyectan a nivel epidérmico pigmentos para dar color a esa zona. De esta manera se consigue un efecto de color que se mantiene en el tiempo aunque esos micropigmentos suelen ir desapareciendo con el paso del tiempo, siendo necesario la realización de retoques periódicos.

¿Cuáles son las zonas que más se micropigmentan los pacientes?

Normalmente las zonas micropigmentadas se localizan en el rostro. Hay quienes prefieren darle un toque de color a los labios, otros que recurren a micropigmentarse las cejas o incluso hay pacientes que optan por utilizar esta técnica en los ojos.

¿Existe algún tipo de precaución que debemos de tener en cuenta?

La micropigmentación, como casi cualquier tratamiento que se aplica en la piel ha de estar controlado desde el punto de vista de que pueden aparecer reacciones alérgicas. Es importante por tanto realizar pruebas previas para ver el tipo de piel del paciente y si es susceptible de presentar algún problema con el tratamiento. Además de esta precaución genérica previa aplicación del tratamiento, es importante aconsejar a los pacientes que eviten la exposición al sol o incluso no maquillarse para evitar posibles reacciones adversas.