La esterilización de los instrumentos en las clínicas dentales

instrumental dentalCuando acudimos a una clínica dental, sea para una consulta con el dentista o con nuestro higienista dental, quizás no nos paremos a pensar de dónde salen todos los instrumentos o qué se hace con ellos una vez hemos finalizado nuestra consulta. Lo cierto es que en muchas clínicas dentales los procedimientos a este respecto están relativamente estandarizados y hoy te contamos por qué.

En primer lugar, resulta interesante diferenciar entre tres conceptos: limpiar, desinfectar y esterilizar. Cuando nos referimos a la limpieza estamos hablando de la eliminación de la suciedad en general y no suele estar orientada a la destrucción de microorganismos; por su parte, cuando nos referimos a la desinfección, en este caso sí pretendemos la destrucción de microorganismos pero no de las esporas, los cuales se realizan a través de procedimientos físicos y químicos; y por último, la esterilización sería el procedimiento más completo porque elimina tanto los microorganismos como las esporas.

Dentro de una clínica dental hay también que diferenciar entre material fungible que sería aquel que tiene un solo uso, y el material no fungible que coincidiría con la definición del instrumental dental que se utiliza en más de una ocasión.

Debemos de tener claro que en el caso de los materiales fungibles y no fungibles, entre paciente y paciente habrá de haber un proceso de recambio, puesto que el material no fungible tras la jornada de trabajo habrá de ser sometido a un proceso de esterilización.

¿Cómo se puede esterilizar el instrumental dental? El proceso es relativamente sencillo porque en prácticamente todas las clínicas dentales se suele disponer de un aparato para este proceso, llamado autoclave. Este aparato somete el instrumental a altas temperaturas (suelen alcanzar los 120ºC) acompañados de alta presión, asegurándonos en todo momento que el instrumental queda totalmente libre de microorganismos y esporas.

Contar con profesionales cualificados que conozcan estos procedimientos de limpieza y esterilizado a la hora de tratar con los pacientes es clave para poder ofrecer un servicio completo y con todas las garantías.