La demanda de animadores deportivos para hoteles aumenta en verano

Pensar en las vacaciones estivales, para muchos de nosotros es sinónimo de descanso, pero para otros es la época el año donde más trabajo se registra. Es el caso del ámbito turístico, ya sea de playa o de montaña, porque en verano la demanda de los servicios hoteleros se dispara. Con este aumento en la demanda de personas que quieren pasar sus vacaciones en complejos hoteleros, también aumenta la demanda de los servicios aparejados a los hoteles, en concreto nos referimos a los animadores físico deportivos que pueden trabajar como personal de servicios complementarios.

Son muchos los hoteles, que dentro de su oferta, introducen no solo el descanso como atractivo, sino también la diversión, de ahí que necesiten técnicos especialmente formados en el ámbito de la animación deportiva. Además, aunque veamos que existe un incremento en la demanda de estos profesionales en verano, cada vez más se convierten en trabajadores continuos y no solo estacionales porque los hoteles se adaptan al perfil de los usuarios que deciden quedarse en sus instalaciones, por lo que las propias actividades ofrecidas por los animadores físico deportivos también se adaptan, pudiendo tener actividades orientadas para jóvenes y adultos en verano y para personas más mayores en otoño e invierno.

Dependiendo del tipo de cliente que tienen los hoteles, pueden disponer de diferentes tipos de animadores físico deportivos:

  • Animadores infantiles: suelen plantear actividades orientadas a los niños, por lo que además de juegos tradicionales, pueden ser monitores de actividades físico deportivas que se adapten al perfil de los pequeños.
  • Animadores puramente deportivos: en este caso dependerá principalmente de qué medios e instalaciones disponga el hotel a la hora de plantear las actividades, porque imaginemos que se dispone de una piscina para aquagym, o de una pista de tenis para clases de introducción al tenis.
  • Animadores versátiles: suelen alternar las actividades de los animadores infantiles o animadores deportivos, pero además, en muchas ocasiones participan también en las actividades nocturnas del hotel, o las actividades más generalistas.