Ideas para hacer un libro viajero infantil
Tiempo de lectura: 3 minutos

Que los niños son esponjas, está más que demostrado, la facilidad con la que adquieren conocimientos cuando son pequeños es asombrosa, por ello, es el momento idóneo para iniciarlos en buenos hábitos como el de la lectura o el deporte. En este artículo vamos a dar algunas ideas para hacer un libro viajero infantil, y que puedan aprender, ya desde peques a disfrutar de la lectura y encontrar en ella un hábito saludable que a la larga, les dará beneficios.

Antes de empezar con las ideas para hacer un libro viajero infantil, nos gustaría recordar los beneficios de la lectura

¿Cuáles son los beneficios de la lectura?

  1. Mejora tu creatividad, ya que mantienes el cerebro despierto
  2. Leer relaja mucho, una vez que forma parte de tu rutina, ya no lo puedes abandonar
  3. Te ayuda a mejorar la retención de información, por tanto, mejora tu memoria.
  4. Entrenar el cerebro es una buena manera de combatir el Alzheimer
  5. Leyendo probablemente te despierte curiosidades, o descubrir géneros que te apasionen
  6. La lectura puede ayudarte a mejorar en el razonamiento matemático
  7. La lectura te aporta vocabulario y mejora tu habilidad para expresarte correctamente.
  8. La lectura te ayuda a mejorar tu pensamiento crítico y mejora también tu raciocinio.

Como verás, leer es increíblemente positivo, cualquier acción o actividad que suponga mantener activo tu cerebro resultará beneficioso a corto, largo y medio plazo.

Es por ello que le damos tanta importancia. Para los más pequeños, supone una ventaja clara de los que leen respecto a los que no, sobre todo, a nivel académico.

¿Qué es un libro viajero infantil?

Se trata de un libro cuyas hojas están por rellenar y la idea es que sea completado por el niño y sus familias.

Consiste en que cada integrante familiar deberá aportar una historia diferente, no obstante, siempre suele ocurrir que en estas historias, aunque sean ficticias, hay personajes u ocurrencias que forman parte de la vivencia de estas familias.

Este ejercicio suele ser de gran valor tanto para las familias como para los niños y niñas.

Este libro, debe quedarse en un lugar bien cuidado por el valor sentimental que tiene y no modificar la historias ni el libro, ya que con el tiempo podrá ser revisitado y recordado.

Ideas para hacer un libro viajero infantil

Vamos a daros algunas ideas para hacer un libro viajero infantil.

Temática del libro del viajero

La temática es libre, y es una de las mejores virtudes, ya que podemos incentivar la imaginación a través de la elección de un tema que pueda ser motivadora o incluso dejarlo totalmente libre y que se vaya formando una historia directamente partiendo desde cero.

Os animamos a poner en marcha estas dos formas de crear el libro del viajero.

Cada hoja del libro tendrá unos requisitos

Lejos de limitar la creatividad como pueda parecer, lo que se intenta es que los niños adapten su historia a través de unos requisitos y fomentar su creatividad y resolución de problemas.

Por ejemplo, en esta página solo se podrá dibujar para contar tu historia.

Comparte este libro entre otras familias

Realizar un libro de viajero puede limitarse a una familia, pero compartirla con varias y hacer un gran libro del viajero, ya no solo con historias, si no con trabalenguas, adivinanzas, poemas, cuentos…

Todo esto hace del libro de viajero algo más que un fomento a la lectura, si no incentivar la imaginación y descubrir los beneficios de compartir.

Esperamos que os haya gustado este artículo y que pongáis en práctica esta actividad tan positiva tanto para niños como para adultos.

Para terminar os dejamos con un video que complemente este artículo:

¿Te gusta la enseñanza? Descubre nuestro Grado Superior en Educación Infantil