Hablar solos mediante el juego

En etapas infantiles e incluso cuando los niños ya van cumpliendo años, es relativamente normal que los niños hablen solos cuando juegan. Algo que nos podría parecer una costumbre de locos para los adultos, los niños lo hacen de manera frecuente y además con consecuencias positivas. Cuando los niños juegan pueden hablar solos, e incluso parecer que están hablando con un amigo inexistente y aunque en un primer momento pueda suponer un choque para aquellos que los escuchamos, en realidad es una cuestión beneficiosa para su desarrollo intelectual.

imagen de un barco de juguete

 

Los educadores infantiles tenemos claro cuáles son los beneficios que se dan cuando los niños hablan solos en el desarrollo de un juego, pero os queremos acercar algunos de ellos para que sean más fáciles de identificar:

  • Desarrollo de la comunicación. Cuando los niños juegan con muñecos o inventan diferentes personajes han de desarrollar la comunicación entre ellos, es decir, cómo los personajes pueden interactuar unos con otros, por lo que fomentan las diferentes maneras de comunicarse.
  • Desarrolla la empatía, al ponerse en la piel de los diferentes personajes, desarrolla sus puntos de vista y cómo deben de entenderse entre ellos.
  • Crea diferentes roles, a través de los personajes puede hacer que estos tengan diferentes roles y de esta manera estos tengan unos valores más firmes que otros. De esta manera también plasma lo que ve en su día a día, teniendo padres y madres, profesores y alumnos, etc.
  • Concede tiempo y turnos, a través del juego hablando en voz alta entiende que son importantes los turnos de palabra, porque no todos los personajes podrían estar hablando a la vez y de ahí que también entienda la importancia de escucharse a sí mismo.

Crea conflictos y soluciones que vienen dadas por él mismo por lo que para que su juego se alargue a de crear él mismo la trama imaginativa y además memoriza para que todo tenga coherencia dentro del mismo contexto