Seleccionar página

Cuando hablamos de cuestiones de fiscalidad e impuestos, se nos vienen a la cabeza con cierta facilidad casos de fraude fiscal, por desgracia en los últimos tiempos incluso estos casos han salpicado a deportistas de nuestro panorama nacional. En este sentido, hay una serie de conceptos que giran en torno a la cuestión del fraude fiscal como es la elusión fiscal un concepto muy confundido con la denominada evasión fiscal.
 

¿Qué es la evasión fiscal?

La evasión fiscal o también conocida como evasión de impuestos es aquella actividad considerada como ilícita que tiene por objetivo ocultar determinados bienes o ingresos para conseguir no pagar impuestos o pagar una menor cantidad. Debemos tener en cuenta, por tanto, que en este caso a través de una acción fraudulenta se está intentando evitar pagar el impuesto que correspondería y por tanto lleva aparejado una infracción flagrante de la ley.

¿Qué es la elusión fiscal?

Por su parte, cuando hablamos de elusión fiscal estamos refiriéndonos a cualquier acción que también persigue no pagar o pagar menos impuestos, pero esta vez se realiza mediante vías legítimas y legales, por lo que no se comente ningún ilícito ni delito. Así, la elusión fiscal no tiene ninguna consecuencia jurídica negativa al no transgredirse la legislación en materia tributaria.

Evasión fiscal vs elusión fiscal

De esta manera, en el ámbito del fraude fiscal encontramos que tanto la evasión fiscal como la elusión fiscal comparte un mismo objetivo, pagar menos o impuestos o ninguno. Sin embargo, en el caso de la primera esto se realiza a través de medios ilícitos, mientras que en el caso de la segunda todo es totalmente legítimo. A día de hoy, encontramos casos de elusión fiscal que se han convertido en evasión fiscal, dándose en empresas que operan a nivel internacional y que pudiendo dentro hacen que sus beneficios tributen en un territorio donde el tipo de contribución es menor. Conceptos relacionados con estas cuestiones y que más adelante analizaremos son BEPS, paraísos fiscales o las propias multinacionales.

×