Seleccionar página

Las diversas estrategias de marketing que se pueden aplicar hoy día en las campañas de publicidad son las herramientas que de manera más usual suelen utilizar los expertos en marketing para poder atraer a los posibles consumidores de su marca, se trate de un producto o de un servicio.
La segmentación es una de las estrategias de marketing más utilizadas en nuestro día a día. Son muchas las marcas que deciden dirigirse a los distintos usuarios que se encuentran en el mercado de manera de concreta, no considerando a la masa de la misma manera, sino intentando llamar la atención concreta de aquellos usuarios que podrían ser susceptibles de comprar sus productos o solicitar sus servicios.
Los criterios que se suelen utilizar en la segmentación son cuatro principalmente:

    • Geográfica, se tienen en cuenta tanto los países, pero en ocasiones también las ciudades.
    • Psicográfica, se presta atención a la clase social o al estilo de vida.
    • Demográfica, uno de los criterios más utilizados en la segmentación, porque diferencia, la edad, el género o incluso la profesión de los potenciales consumidores.
    • Conductual, se refiere a la conducta que el usuario puede o desarrolla en la actualidad con el producto, entender la fidelidad o la frecuencia de uso puede ser clave a la hora de plantear una campaña de marketing.

En la actualidad, sería un error afirmar que nos encontramos ante un mercado en el que no se le deje elegir al consumidor, por lo que también sería un error no considerar sus preferencias como personales. Sin embargo, esto provoca que en ciertas ocasiones el mercado se encuentre saturado y al tenerse en cuenta todos los clientes, se tengan también en cuenta sus diferencias y necesidades y se sobreproduzcan productos simplemente adaptados a una preferencia concreta de los consumidores.
El abuso de la estrategia diferenciada, quizás cree una sobreoferta, que en ciertas ocasiones puede confundir al consumidor más que ayudarle. Sin embargo, la estrategia indiferenciada puede ayudar a los propios consumidores sus necesidades y su posibilidad de que de esta manera más clientes se sientan atraídos.

×