El ciclo del agua para niños de infantil
Tiempo de lectura: 3 minutos

Desde pequeños, conocemos qué es el ciclo del agua, de un modo u otro. Sin embargo, desde el punto de vista explicativo, puede resultar tedioso a la hora de contar en qué consiste, dentro de las aulas de Educación Infantil.

Antes de nada, hay que tener claro todo el proceso, de principio a fin. Este es el mejor modo de luego transmitirlo, para que los niños lo entiendan a la perfección.

Incluso, se les puede amenizar el aprendizaje, utilizando recursos gráficos o esquemas atractivos que permitan una mayor comprensión.

En este post te orientamos sobre cómo hablar sobre el ciclo del agua para niños de infantil, sin que les resulte pesado comprenderlo.

¿Cómo explicar a los niños el ciclo del agua?

Lo primero de todo es indicar a los niños que el agua del planeta es limitada. En base a ello, el ciclo del agua consiste en su propia circulación, la cual se debe a un constante movimiento.

Un buen modo de comenzar a explicarlo es haciendo saber que los dinosaurios bebían la misma agua que nosotros. Así, pueden imaginar el proceso desde hace millones de años. ¡Asombroso!, ¿verdad?

Aprovechando esta coyuntura, es importante hacerles saber que sin el fenómeno que produce que el agua siga su ciclo, La Tierra no podría dar cabida a la vida actual, tal y como la conocemos.

De hecho, es bueno hacerles valorar la importancia del agua y de cuidar tanto el medio ambiente como su potencial. De este modo, el día de mañana podrán contribuir a evitar la sequía de forma consciente.

Una vez despertado el interés en los niños, no es difícil explicarles de forma resumida el siguiente paso: ¿cuáles son los estados del agua que posibilitan su ciclo?

Llegados a este punto es cuando se les debe explicar que los estados del agua son tres:

  • Sólido: correspondiente a la nieve y al hielo.
  • Líquido: formado en los ríos y mares.
  • Gaseoso: patente en el vapor de agua y las nubes.

Seguro que, a través de dibujos, fotografías y vídeos explicativos, resulta más sencillo formar sobre el ciclo del agua. Una vez asumidos sus diferentes estados, los niños tan solo los deben asociar a dicho ciclo.

El ciclo del agua en los árboles

Para hacer mayor énfasis sobre lo explicado, te recomendamos realizar el siguiente experimento. Si los niños lo ponen en práctica, con los próximos pasos les resultará realmente práctico e interesante entenderlo:

  1. Corta una botella de plástico.
  2. Coloca una planta dentro de una de las dos partes cortadas de la botella.
  3. Vierte agua en el interior de la parte donde hayas introducido la planta.
  4. Con la planta dentro y el agua echada, une ambas partes de la botella con una cinta aislante.
  5. Ubica al sol la botella.
  6. Observa cómo el agua se evapora a través de las hojas, cada cuarto de hora. Esto produce que se formen nubes, posteriormente llueva, y se filtre el agua al suelo. Ahí, la pueden obtener de nuevo las plantas.

Tanto para el perfil de Maestro/a como para el de Técnico Superior en Educación Infantil, este es un buen método para abordar el ciclo del agua para niños de infantil, de un modo didáctico y divertido.

¿Qué es la condensación del ciclo del agua?

Se entiende por condensación el proceso que permite cambiar el agua de estado gaseoso a estado líquido. Este proceso hace que el vapor de agua del aire sea convertido en agua líquida.

En el ciclo del agua, la condensación es la que produce la formación de nubes; de ahí su importancia.

Con el siguiente vídeo, también puedes enseñar a tu alumnado el proceso, de forma cercana e ilustrativa. ¡Échale un vistazo

!