El deporte de la natación es considerado como el más completo de todos, ¿sabes por qué? Esta disciplina deportiva te aporta grandes beneficios, tanto a nivel físico como psíquico.

Si quieres encontrar el mejor equilibrio entre cuerpo y mente, en este post te contamos todo lo que debes saber sobre los beneficios de la natación, para que puedas practicarla, independientemente de la edad que tengas.

En cada franja de edad, los beneficios de la natación son susceptibles de aprovecharse. De hecho, hay dos factores clave que caracterizan a este deporte y que, en cualquier momento, son saludables: el cuidado de las articulaciones y la quema de calorías.

¿Qué mejora la natación en el cuerpo?

Además de formar músculos más fuertes, la natación optimiza la resistencia de tus tejidos cognitivos, (como los tendones y ligamentos).

Esto te produce un aumento de la estabilidad en tus articulaciones, a la vez que incrementas tu flexibilidad, rango de movimiento y fortaleza, al poder ejercitarlas con menos dificultad.

¿Por qué la natación es el deporte más completo?

La razón por la que se sabe que la natación es el deporte más completo que puedes realizar, es porque además de contribuir a quemar tus calorías y aumentar tu flexibilidad, esta disciplina fortalece los músculos de tu cuerpo y, asimismo, mejora tu capacidad cardiorrespiratoria.

¿Qué músculos se ejercitan en la natación?

Los músculos que ejercitas, practicando natación, son los siguientes:

  • Músculo dorsal ancho
  • Pectoral
  • Trapecio
  • Deltoides
  • Bíceps
  • Tríceps
  • Cuádriceps
  • Intercostales
  • Glúteos
  • Redondo mayor

Diez beneficios de la natación

A continuación, te informamos de diez beneficios importantes que te van a animar a practicar natación, asiduamente, para mejorar tu acondicionamiento físico:

  1. Activa la circulación: El masajeo del agua sobre tu cuerpo va a permitir fluir la sangre y el drenaje; un aspecto que te va a aliviar problemas de cansancio y varices, ya que tu sistema circulatorio rendirá mejor e incluso reducirá la retención de líquidos.
  2. Produce elasticidad muscular: Conforme vayas practicando este deporte te darás cuenta de que puedes realizar movimientos más amplios, adquiriendo flexibilidad, debido a que tus músculos se tonificarán más y tus articulaciones serán fortalecidas.
  3. Es una buena actividad para la infancia: La natación potencia la actividad motora y ejercita el aprendizaje, por lo que es considerada una práctica completa para los niños, ya que activa ambos hemisferios del cerebro.
  4. Contribuye al adelgazamiento: Cada hora puedes quemar entre 500 y 600 calorías nadando; a mayor intensidad más grasa quemarás y, en cualquier caso, se trata de un deporte idóneo para acompañar a tu dieta equilibrada.
  5. Disminuye los dolores de espalda: Tanto si sufres lumbalgia, algún problema de cadera, una hernia u otras molestias, como si no, nadar te va a ayudar a controlar y prevenir tus inconvenientes de espalda.

No obstante, si tienes dolores pronunciados, debes consultar previamente con un/a especialista.

  1. Mejora las articulaciones: Gracias al efecto de flotar en el agua, con la natación vas a emplear menos esfuerza que trabajando en el suelo. Por tanto, al no desempeñar esfuerzo en tus articulaciones, vas a disminuir tu riesgo de lesión o rotura en estas.
  2. Resulta útil en personas ancianas: Practicar natación en la tercera edad es beneficioso a nivel neuronal, pues contribuye a mejorar la memoria. Además, no desgasta las articulaciones al no sufrir, estas, ningún roce impactante.
  3. Reduce enfermedades crónicas: Lo ideal es que, cuando incorpores la natación a tu rutina, le dediques una hora y media. Este tiempo es suficiente para evitar enfermedades crónicas, bajando tu colesterol malo, pues estarás fomentando la práctica cardiovascular y anaeróbica.

Además de ello, la natación te va a permitir llevar a cabo un control de la diabetes y es beneficiosa si padeces asma.

  1. Aumenta la resistencia: Al trabajar con muchos de tus músculos, este deporte te va a ayudar a potenciar tu resistencia, fuerza y flexibilidad, pues mientras lo practiques, vas a mejorar tu consumo de oxígeno, fortaleciendo tu estructura ósea y limpiando tus pulmones.
  2. Optimiza la actividad cerebral: Mediante la liberación de endorfinas y la concentración que requiere practicar natación, este deporte te va a posibilitar mejorar tus estados de ánimo, relajándote, controlando tus respiraciones y haciendo fluir la sangre adecuadamente en tu cerebro.

Es por ello que sus efectos positivos, tanto a nivel neurológico como psicológico, son notables.