Cuando pensamos en actividades físico deportivas al aire libre, se nos puede venir a la cabeza la idea de disfrutar de la montaña de una manera distinta. En la mayoría de las ocasiones nos atrevemos con actividades de senderismo, porque son asequibles a cualquier perfil deportivo e incluso las podemos hacer por nosotros mismos. Ahora bien, lo cierto es que este tipo de actividades se disfrutan mucho más si las realizamos siendo liderados por un técnico en el ámbito, pero además en este sentido en muchas ocasiones podemos descubrir nuevas opciones como la de acercarnos a la naturaleza pero esta vez en bicicleta.

Para quienes nos gusta el ciclismo, una combinación prácticamente perfecta puede ser la montaña y la bicicleta. Descubrir la montaña en bici puede ser un placer si además lo hacemos con alguien que conozca rutas que merezcan la pena. El terreno escarpado y pedregoso no suele ser una buena idea, pero con un técnico especializado en actividades físico deportivas al aire libre no tendrás nada que temer.

Descubrir la montañaEl verano es una buena época para pensar en hacer actividades de baja intensidad al aire libre, por lo que pensar en pasear por un paraje natural con nuestra bici puede ser una muy buena opción. En casi cualquier parque natural de nuestro entorno existen posibilidades para disfrutar de la bicicleta al aire libre por rutas de belleza incalculable. Sentir el aire puro de la montaña llenándote los pulmones, rodeado de naturaleza y protegido por los árboles a ambos lados de tu sendero es de lo que podrás disfrutar si te decides a realizar una ruta por la montaña con bicicleta.

Aquellos que se han formado para conocer a fondo cómo se puede sacar el mayor partido a las actividades físico deportivas al aire libre saben que quienes prueban este tipo de actividades repiten, visitar un paraje de montaña de forma distinta montando en bicicleta puede ser una aventura para toda la familia.