Cuidar nuestros dientes también en navidades

Son muchos los expertos de la higiene bucodental que nos hablan y advierten de los diversos descuidos que muchos tenemos durante las navidades en relación con nuestra higiene. Las comidas familiares y el ajetreo de estas fechas nos llevan a olvidarnos casi por completo del cepillado de nuestros dientes, un error que puede terminar pasando factura.

Las copiosas comidas que son tan comunes estos días no solo afectan a nuestra figura y a nuestra dieta, sino que pueden afectar a nuestra dentadura. El hecho de que comamos fuera de casa o con la familia no puede llevarnos a descuidar y a olvidar cepillar nuestros dientes con tanta regularidad como lo hacemos a diario. De esta manera, muchos higienistas dentales y expertos en el ámbito bucodental nos aconsejan llevar nuestro cepillo dental con nosotros para que de esta manera en un determinado momento nos podamos escapar y cepillar nuestros dientes. La cantidad de ácidos, dulces y demás bacterias que se pueden acumular en nuestra dentadura se multiplican durante las navidades debido a la gran variedad de comidas que probamos e incluso a los famosos mantecados y turrones tan típicos de estas fiestas.

Es más, en ciertas ocasiones son los excesos nocturnos lo que nos hacen por completo el cepillado de nuestros dientes, un error que provoca que el sarro y las caries puedan aparecer con mayor facilidad. De ahí que resulte tan importante cuidar nuestra dentadura durante las vacaciones de navidad, porque nada nos puede impedir lucir una sonrisa sana.

cuidar-nuestros-dientesImaginemos por ejemplo lo fastidioso que sería sufrir una caries o un problema de dientes durante estas fechas de navidad que tanto nos gusta comer. Sería sin duda un fastidio, pero está en parte en nuestra mano poder evitar que la comida nos afecte de manera negativa, al menos en lo que a nuestra boca se refiere. Así que recuerda que siempre los expertos de la higiene dental recomiendan cepillar los dientes al menos tres veces al día y en navidades no debe olvidarse ni tan solo una.