¿En qué consisten los blanqueamientos dentales?

Seguro que todos tenemos en mente que al hablar de blanqueamientos dentales estamos haciendo referencia al proceso a través el cual nuestra dentadura puede lucir más blanca y bonita gracias a un tratamiento que les devuelve el blanco a nuestros dientes ¿pero qué hemos de considerar como el blanco natural de nuestra dentadura? ¿Cómo puede ayudarnos el tratamiento de blanqueamiento dental a tener una sonrisa perfecta?

En este sentido hemos de tener claro que tener la dentadura blanca en muchas ocasiones no solo depende de nuestros hábitos de vida, sino también tiene gran importancia nuestra genética ya que el tono de nuestros dientes viene determinado en muchas ocasiones por el color de nuestra dentina, es decir, la capa exterior de nuestros dientes que envuelve la parte interna del diente. Así, si bien es cierto que nuestros hábitos alimenticios y rutinas diarias influirán habrá ocasiones en las que nuestro blanco natural no responda al blanco que se podría esperar.

Por tanto los tratamientos de blanqueamiento dental consisten en aclarar nuestra dentadura, pero en este punto debemos de pensar qué podemos considerar por blanco natural. Pero aún siendo así, nuestro tratamiento normalmente tendrá una parte del proceso en la clínica dental, pero también un mantenimiento que realizarán los pacientes en casa.

blanqueamientoTras el tratamiento en la clínica, que hemos de puntualizar no es un tratamiento doloroso se habrán de continuar con una serie de cuidados concretos. El blanqueamiento dental no es un tratamiento doloroso, pero en ocasiones afecta a la sensibilidad del diente aunque esta sensibilidad no perdura, sino que va desapareciendo los días posteriores una vez realizado el tratamiento. De esta manera, en esos días en los que se notan los dientes más sensibles, es conveniente llevar una dieta relativamente cuidadosa evitando los alimentos que pueden acrecentar esa sensación de sensibilidad. En relación al mantenimiento general, se recomienda evitar el tabaco porque este siempre acaba oscureciendo nuestra dentadura. Además como es sabido también sería conveniente evitar bebidas como el café o el vino.