Consejos para la comunicación con niños

Hablar con los niños es una actividad que, en mayor o menor medida, todo el mundo realizamos.

Sin embargo, en ocasiones se nos pueden generar dudas sobre si el modo en el que nos dirigimos a ellos es realmente el correcto. Incluso, puede que a veces no sepamos con certeza si nuestra forma de hablar es verdaderamente respetuosa con ellos.

Para comunicarnos con los más pequeños, siempre debemos hacerlo de manera positiva y, sobre todo, poniendo especial atención a las palabras que decimos.

Si no sabes cómo comunicarte con un niño o niña, ten en cuenta que tus palabras indirectamente hablan de ti, de experiencias que expones a través de tu vocabulario y, por tanto, influyen en la percepción de quien las recibe, ya que pueden construir o destruir.

Por tanto, cuando te comuniques con niños recurre siempre a la comunicación positiva, para influir de manera óptima sobre su bienestar emocional, contribuyendo a que tu lenguaje pueda formar parte de su futuro vocabulario, para que puedan incorporarlo también, sin problema, dentro de su contexto infantil.

¿Cómo mejorar la comunicación en los niños?

A continuación, te damos varios consejos para que la comunicación con los niños sea totalmente efectiva, cuando vayas a hablar con ellos:

Escucha a los niños cuando te hablen; debes mostrarles empatía, pues cuando sientan que los escuchas van a percibir que les atiendes.

Tu comunicación puede ser no verbal. Acciones que les harán sentirse escuchados pueden ser, desde una simple sonrisa hasta el hecho de asentir mientras hablan, dejar lo que estés haciendo para escucharlos o no interrumpirles, esperando a que acaben.

Habla de forma positiva; ponte en su lugar para reflexionar sobre lo que vas a decirles, antes de hablar.

Debes tener en cuenta que les estás hablando para recibir algo recíproco; en ningún caso emitas un monólogo…

Tus preguntas deben ser abiertas, para que te cuenten algo más allá de una afirmación o negación y, además, debes responder también de forma clara a las preguntas que te formulen.

Recurre a la primera persona cuando quieras reprocharles algo, haciéndoles ver lo que a ti te preocupa, en vez de echarles directamente la culpa.

Juzgarles, criticarles, ordenarles o rechazarles no les va a favorecer para entender que algo está mal. Utiliza un lenguaje empático y positivo.

¿Qué temas para hablar con niños son interesantes?

Existen temas de conversación muy diversos que caben dentro de lo que conforma la educación infantil.

Algunos de los temas que te van a resultar más útiles, para mantener conversaciones que te permitan conectar con el público infantil son los siguientes:

  • Anécdotas de tu infancia; relaciónalas con historias parecidas que te ocurrieron de niño/a.
  • Macotas; informa sobre las diferentes razas y su compenetración con el género humano.
  • Viajes lejanos; despierta interés sobre otros países y culturas, para poder conversar sobre ello y compararlo con las regiones conocidas.
  • Deporte y trabajo; inculca los valores de la disciplina y el esfuerzo, con la consecuente recompensa que ello supone para la vida en general.
  • Cine, libros, música y videojuegos; recomienda o comenta películas para todos los públicos, así como literatura infantil, canciones o videojuegos aptos para niños, ya que es un tema motivador a la vez que creativo.
  • Medioambiente; educa en valores sostenibles y reciclaje, para darles cuenta de cómo puede sobrevivir de la mejor forma el ser humano, de cara al futuro.
  • Tecnología; la actualidad da juego para imaginar un futuro lleno de robots. Valora la importancia del ser humano y comenta innovaciones propias del mundo tecnológico, al alcance de todos, enseñándole a los niños su veloz evolución.
  • Anécdotas familiares; cualquier miembro de la familia puede ser objeto de pasar un buen rato, si de recordar hechos sucedidos se trata. Esto puede producir desde risas hasta añoranza, siempre en un plano de felicidad.
  • Otros temas que también pueden ayudarte a comunicarte con niños y niñas son: solidaridad, historia, celebridades, futuro, gastronomía, redes sociales, artes, festividades, e incluso muchos temas sociales.

Aunque algunos de estos temas puedan resultar polémicos, en un momento dado, siempre es bueno que combines tu saber y experiencia con una buena educación en valores, aprovechando la conversación.

Seguro que comunicarte con niñas y niños te resultará mucho más interesante de lo que esperabas y ¡te sorprenderás de lo que también puedes aprender de todos ellos!