La prisa diaria con la que vivimos nuestra rutina nos impide, en muchas ocasiones, conseguir unos determinados objetivos de ejercicio físico que nos gustaría alcanzar. No solo por el hecho de estar en plena forma, sino también por mantener bien nuestra salud.

En este contexto, practicar Body Pump es una opción acertada para fortalecer y tonificar el cuerpo, a través de una serie de ejercicios con los que podemos trabajarlo de forma completa.

Gran parte del éxito del Body Pump se debe a los buenos resultados que genera llevarlo a cabo, teniendo en cuenta el poco tiempo del que muchas personas disponen.

¿Quieres saber por qué el Body Pum es el entrenamiento de moda? En este post te lo contamos.

¿Qué es el Body Pump?

Body Pump es el nombre que recibe el programa de entrenamiento que alterna la actividad aeróbica con el trabajo muscular, a través del levantamiento de pesas acompañado de música.

Engloba una serie de ejercicios físicos que se agrupan en varias sesiones. Todas estas se ejecutan de un modo motivador y divertido, logrando reforzar el sistema cardiovascular y la mayor parte de los músculos del cuerpo.

La clave del Body Pump es que este entrenamiento permite trabajar a una intensidad elevada, con ejercicios sencillos y poco descanso entre cada grupo muscular; todo agiliza la presencia de buenos resultados.

Tanto el Body Pump como otros programas de entrenamiento acompañados de coreografías, tales como el Body Blanance o Body Combat, fueron ideados por el grupo Les Mills, centrado en entrenamiento y fitness.

¿Qué se hace en las clases de Body Pump?

La duración de una clase de Body Pump es de 55 minutos. Para llevarlo a cabo, en este entrenamiento se recurre a diez piezas musicales con las que se trabajan los grupos musculares del cuerpo de manera individualizada.

El primer tema musical se emplea para calentar el cuerpo y el resto de las canciones de reparten entre los ejercicios de piernas, tríceps, bíceps, glúteos, pectorales, hombros, abdominales y espalda. Por último, se utiliza un tema musical para estirar.

En cualquier caso, existen clases reducidas de Body Pump, dirigidas a personas que se estén iniciando y se encuentren en baja forma, o bien, para quienes tienen menos tiempo. Estas sesiones se agrupan en 45 minutos o media hora.

La particularidad del Body Pump es que este entrenamiento se ejerce con una resistencia añadida, por medio de unos discos cuyo peso puede variar, una barra y, en casos puntuales, un banco aeróbico. Estos elementos permiten aumentar o disminuir la intensidad con la que se trabajan los músculos del cuerpo.

Algunos ejemplos de ejercicios con Body Pum son las sentadillas, el levantamiento de barra o las flexiones abdominales.

El objetivo del Body Pump es ir mejorando resultados de las clases a lo largo del tiempo, como no podía ser de otra manera. Para ello, durante los tres primeros meses se trabaja con la misma coreografía y estructura, y estas van cambiando durante los trimestres posteriores. Esto es muy ventajoso porque, al final del año, se habrán trabajado cuatro coreografías diferentes, cuyos movimientos quedan grabados para realizar las repeticiones de forma cómoda y sencilla.

Beneficios del Body Pump

Combinar ejercicios aeróbicos con musculares, a través del Body Pump, produce beneficios como los siguientes:

  • Modelación del cuerpo.
  • Incremento del bienestar mental.
  • Contribución a la pérdida de peso.
  • Aumento de la resistencia cardiovascular y pulmonar.
  • Tonificación y fortalecimiento
  • Protección de huesos, articulaciones y ante posibles lesiones.
  • Mejora de la coordinación.

Otra de las grandes ventajas del Body Pump es que, dada su adaptabilidad a cada perfil que lo practique, por la posibilidad de variar el peso con el que se llevan a cabo los ejercicios, se trata de un entrenamiento adaptado a todas las edades.

Con el fin de instruir a todas aquellas personas que deseen conseguir los beneficios de este entrenamiento, quienes estudian el Ciclo Formativo de Grado Superior en Acondicionamiento Físico tienen los conocimientos adquiridos profesionalmente para planificar y dirigir sesiones de Body Pump, de forma segura, entre la amplia oferta de salidas laborales que ofrece esta formación.