Desde hace siglos, la cúrcuma ha sido un elemento recurrente para usarse como colorante y dotar a las comidas de un sabor especial. Su color es mostaza y la primera vez que se utilizó fue alrededor del año 610 a.C., como colorante para lana.

Sin embargo, la cúrcuma encierra además grandes propiedades pala salud, y es por ello que sus beneficios la dotan de múltiples aplicaciones.

¿Qué es la cúrcuma?

Concretamente, la cúrcuma es una planta herbácea procedente de la India, que se compone de aceites esenciales polisacáridos y curcumides. Esta planta es también conocida como “azafrán de Indias”, pero ¿para qué sirve la cúrcuma?

Sus propiedades de prevención hacen de los beneficios de la cúrcuma una característica popular, puesto que esta planta hace frente a enfermedades como el cáncer y el colesterol malo.

Actualmente, la cúrcuma es muy utilizada en la India, sobre platos de comida como el arroz y la carne, entre otros, aunque también es un condimento recurrente en ciertas zonas de Sudamérica, donde se le denomina palillo.

Tanto en el ámbito medicinal como en el culinario es sabido que la cúrcuma cobra protagonismo por beneficios como:

  • Función analgésica.
  • Reducción del colesterol en la sangre.
  • Favorecimiento de la expulsión de bilis.
  • Función antioxidante.
  • Neuroprotección contra inconvenientes de memoria o cognitivos.
  • Efecto antiinflamatorio.
  • Función antiviral y bactericida.
  • Eliminación de hongos, de modo más eficaz que con especias como el orégano o el clavo.
  • Efecto cicatrizante.

Propiedades de la cúrcuma

Las propiedades reconocidas que más se le atribuyen a la cúrcuma, y que forman parte de sus beneficios, son:

Te puede interesar: Becas MEC

  • Anticancerígena: útil para prevenir el cáncer de piel, de colon y de mama; entre sus componentes anticancerígenos se encuentran los beracarotenos y la curcumina.
  • Antidepresiva: eficaz para paliar estados de depresión. En la medicina China, la curcumina es utilizada para la estimulación del sistema nervioso.
  • Protectora ante enfermedades cardiovasculares: su condición de aumentar enzimas antioxidantes, así como los niveles de vitamina C en el corazón, permiten que contribuya a la prevención de este tipo de enfermedades.
  • Antiinflamatoria: este efecto optimiza la función de drenaje en el hígado, así como el vaciado de la vesícula. También ayuda a evitar situaciones de colon irritable y el dolor menstrual.
  • Reductora de gases: favorece la función intestinal, facilitando la digestión, evitando la acidez en el estómago y combatiendo tanto úlceras como el estreñimiento.

Tanto la Agencia Europea del Medicamento como la Organización Mundial de la Salud y la Organización Mundial del Medicamento recomiendan el uso de la cúrcuma en el ámbito medicinal, por sus diferentes beneficios.

Además, en lo que respecta al ámbito culinario, la cúrcuma es cada vez más utilizada también en España a modo de especia, para guisos, y como colorante. No obstante, por su sabor dulce y picante no es aconsejable aplicarla en grandes cantidades.

Contraindicaciones de la cúrcuma

Aunque la cúrcuma no es considerado un alimento o elemento medicinal alergénico, conviene no aplicarlo en muchas dosis, ya que en algunas personas podría producir efectos de malestar estomacal, diarrea, mareos e incluso náuseas, (pero no es lo normal).

Otras contraindicaciones conocidas de la cúrcuma podrían darse en personas con problemas de vesícula biliar, mujeres embarazadas, o personas que padezcan enfermedades hepáticas.

También es recomendable que aquellas personas que vayan a ser intervenidas quirúrgicamente, así como las que tengan problemas circulatorios o varices, consulten a su médico antes de consumir cúrcuma. Además, no es un elemento apropiado para bebés menores de tres años de edad.

¿Dónde comprar cúrcuma?

Si te preguntas dónde encontrar la cúrcuma, debes saber que esta planta la puedes adquirir tanto por Internet, a través de tiendas de dietética, así como en supermercados, en las secciones de especias, en caso de que la necesites para uso alimentario.

Si deseas comprar cúrcuma para fines medicinales, puedes preguntar tanto en tu farmacia y parafarmacia, o herbolario, para que te puedan orientar sobre qué productos contienen los componentes de la cúrcuma que más se adecúen al tratamiento o demanda que requieras para tu salud.