Baloncesto en silla de ruedas

El baloncesto en silla de ruedas (baloncesto para discapacitados), es un deporte que favorece las condiciones físicas y fisiológicas de quienes lo practican, proporcionando independencia, a la vez que dota de grandes valores como la superación y la integración social. 

En este post te contamos cuáles son las principales diferencias entre el baloncesto en silla de ruedas y el baloncesto convencional, para acercarte la planificación deportiva baloncesto, en esta modalidad, desde el origen del baloncesto. 

El basquet en silla de ruedas tiene la particularidad de que a cada jugador/a se le puntúa en función de una escala de valoración que comprende de uno a cuatro puntos y medio, según el nivel de discapacidad. 

Así mismo, en baloncesto en silla de ruedas, se contabilizan los impulsos en la regla de pasos, hasta un máximo de dos. De este modo, se bota o se pasa la pelota, una vez se haya empujado dos veces la silla. 

Estas son las principales diferencias que distinguen al baloncesto en silla de ruedas del baloncesto convencional. No obstante, desde la IWBF (International Wheelchair Basketball Federation), se destacan las siguientes normas para esta modalidad: 

  • Cada silla dispone de tres o cuatro ruedas, de las cuales las dos traseras son grandes, y la/sdelantera/s de pequeño tamaño. 
  • Del suelo a la parte superior del cojín o asiento, no debensuperarse los 63 centímetros, para integrantes de nivel 1.0 a 3.0, y los 58 centímetros para quienes tengan niveles de 3.5 a 4.5. 
  • En la parte frontal de la silla, la barra que protege nunca ha de terminar en punta, y debe distar 11 centímetros del suelo.
  • Se permite contar con una o dos ruedas antivuelco, que no sobresalgan más allá del plano.
  • Cada jugador/a deberá estar sujeto/a con cinturón de seguridad.
  • El número de cada integrante deberá constar tanto en la parte frontal de su camiseta como en la propia silla de ruedas

En España, la Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad Física (FEDDF) es el organismo que regula el deporte de baloncesto en silla de ruedas. 

Este deporte está reconocido en los juegos paralímpicos, como uno de los más importantes, con las mismas reglas que las de la modalidad de pie, exceptuando las normas anteriormente mencionadas. 

Te puede interesar: Becas MEC

Baloncesto Paralímpico 

La historia del baloncesto paralímpico comienza a raíz de la Segunda Guerra Mundial, cuando el baloncesto en silla de ruedas es implantado con fines de rehabilitación, a soldados heridos de los Estados Unidos. 

En la actualidad, el baloncesto paralímpico es practicado en ochenta países. 

Las canchas para jugar al baloncesto en silla de ruedas, dispone de las mismas medidas que aquellas en las que se juega la modalidad a pie. En ambos juegos, las canastas colocadas a la misma altura. 

La primera competición de baloncesto en silla de ruedas, en la modalidad paralímpica, se celebró en los Juegos de Roma de 1960. Sin embargo, fue en Tel Aviv, en el año 1968, cuando las mujeres pudieron jugar oficialmente dentro de unos juegos de baloncesto paralímpico. 

Jugadores Selección Española Baloncesto Silla Ruedas 

Los jugadores de la selección española de baloncesto en silla de ruedas gozan de una segunda posición en el Campeonato Europeo de Baloncesto en Silla de Ruedas, en la categoría masculina, celebrados en 2019. 

Su trayectoria es bastante favorable desde que esta modalidad comenzara su andadura en España, allá por el año 1969. 

En el caso de la categoría femenina en esta modalidad, destaca su clasificación para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. 

La consolidación del baloncesto en silla de ruedas supone todo un ejemplo para aquellas personas dedicadas al entrenamiento, la instrucción y la práctica de este deporte, dirigido a personas discapacitadas. 

En los estudios de FP especializados en Técnico Superior en Acondicionamiento Físico, puedes capacitarte para entrenar a colectivos especiales, además de aprender a desarrollar otras tareas de instrucción y acondicionamiento deportivo, tanto en baloncesto como en otros deportes de competición, y coordinar actividades entre grupos en niveles aficionados de diferentes prácticas deportivas.