Seleccionar página

Las propiedades del aloe vera nos sorprenden cada día, porque conocemos sus cualidades curativas, pero no somos tan conscientes de sus dotes depurativas. Muchos expertos en dietética y nutricionistas se están animando a utilizar el aloe vera en sus dietas, por lo que hoy queremos ver varias formas en las que se podría introducir el aloe vera en una dieta.

¿Se come el aloe vera?

En realidad, más que comerse, se bebe. La sábila, o el jugo que contiene lo podemos utilizar para incorporarlo en zumos o licuados. Algunas de las combinaciones que más gustan son el zumo de limón con aloe vera por las mañanas, o bien, una infusión de aloe vera con jengibre que además nos previene incluso de resfriados reforzando las defensas de nuestro organismo.
De esta manera, en las dietas, el aloe vera puede estar presente en jugos por la mañana para depurar, o bien en tés para que podamos matar el gusanillo del hambre, en caso de no quedar saciados o necesitar picar algo por la tarde.

¿Cuáles son las propiedades del aloe vera en las dietas?

Se podría decir que tiene diversas propiedades relacionadas con la posibilidad de adelgazar, ya que este recurso natural puede ayudarnos a perder peso dentro de una dieta, de manera más rápida.

  • Es un depurador natural. Sus propiedades hacen que eliminemos muchas toxinas que se acumulan en nuestro cuerpo, así como algunos residuos. De esta manera entendemos que tiene un efecto limpiador en todo nuestro organismo.
  • Quema grasa o ayuda a quemar grasa. Consumirlo hace que podamos quemar grasa más rápidamente, es decir, no es que queme grasa por sí solo, sino que acelera el proceso.
  • Se le atribuyen propiedades de laxante. No es que tomandolo vayamos a ir directamente al baño, sino que estimula nuestra movilidad intestinal, por lo que favorece que encontremos el equilibro oportuno dentro de nuestras rutinas.
×